Los alcaldes de la comarca de l’Alacantí y otros municipios del entorno exigen más información y más actualizada a la Consellería de Sanidad sobre la situación epidemiológica para poder tomar medidas a nivel municipal con el objetivo de intentar frenar los contagios de covid. Así se lo han trasladado hoy al director territorial de Salud Pública de Alicante y a los gerentes de los hospitales de Alicante y de Sant Joan d’Alacant, en una reunión telemática a la que estaban invitados los representantes de Alicante, San Vicente del Raspeig, Monforte, Agost, Sant Joan d’Alacant, Mutxamel, Tibi, Xixona, El Campello, Busot, La Torre y Aigües.

El alcalde de Alicante, Luis Barcala (PP), ha insistido en su petición de más información para poder tomar decisiones que vayan a la par que la evolución de la pandemia en la ciudad. Los últimos datos oficiales de Sanidad remitidos a Alicante son del 26 de octubre. «Hemos trasladado la necesidad de tener más información, más completa y más inmediata. Queremos saber dónde se producen los brotes para poder intervenir», señala Barcala tras la reunión, en la que ha añadido que «probablemente las medidas que toma Generalitat son las necesarias», pero ha insistido que los ayuntamientos están en primera línea del frente: «Podemos tomar medidas preventivas si se nos da la información necesaria. Podemos hacer una labor preventiva. Los ayuntamientos estamos para colaborar, con la Policía Local, pero necesitamos datos objetivos».

La Dirección de Salud Pública de Alicante y las gerencias de los Departamentos de Salud Alicante-Hospital General y Alicante-Sant Joan d’Alacant han mantenido esta mañana una reunión por videoconferencia con los alcaldes de los municipios de ambas áreas de salud con el objetivo es informar sobre la situación epidemiológica de la Covid-19 en sus respectivos municipios. Desde la consellería también se ha insistido a los ayuntamientos que promuevan la vacunación de la gripe entre su población para así rebajar la presión asistencial.

Sobre la mesa, según alcaldes consultados, se han puesto los datos de incidencia del coronavirus en Alicante, que dejan a la provincia en un nivel cuatro de alerta con una tasa de contagios que ronda los 200, cuando se persigue bajar al menos hasta los 50 nuevos casos por cada 100.000 habitantes cada dos semanas. Los sanitarios han adelantado a los alcaldes que los datos «van a empeorar» en los próximos catorce días. Además, han pedido a los ayuntamientos «vigilancia extrema». A su vez, han señalado que la situación de los dos hospitales «no es mala».

Por su parte, el alcalde de San Vicente del Raspeig, Jesús Villar (PSOE), ha mostrado su agradecimiento tanto a la Consellería de Sanidad como a la Dirección de Salud Pública de l’Alacantí por los datos facilitados y las medidas tomadas para frenar la curva de contagios. «El objetivo es y seguirá siendo anticiparnos a la propagación del coronavirus, controlar las fiestas ilegales y seguir concienciando a la ciudadanía de la importancia y obligatoriedad del uso de la mascarilla», ha señalado Villar, quien ha destacado la importancia de que sean de acción coordinada entre los diferentes municipios.

Al hilo, el alcalde de Sant Joan, el socialista Jaime Albero, ha defendido la importancia de las acciones coordinadas por los alcaldes de municipios limítrofes. Por eso, ha pedido que exista más comunicación, por ejemplo, a través de la Mancomunidad de l’Alacantí. «A través de la mancomunidad, que los alcaldes estemos más coordinados. Por ejemplo, que en Santa Faz, la parte de Sant Joan tenga unas medidas y la de Alicante otras», ha añadido Albero, quien se ha interesado por las residencias de mayores. El regidor socialista, tras la reunión, ha tenido una cita con la Policía Local de su municipio para «planificar».

Desde El Campello, Juan José Berenguer (PP) ha agradecido a Sanidad la reunión, porque considera que es «necesario para que los ayuntamientos estén puntualmente informados para colaborar». Según Berenguer, los «ayuntamientos necesitan todo tipo de información para hacer frente a las situaciones que se vayan produciendo». El edil se ha interesado por las operaciones del resto de patologías en el centro hospitalario de Sant Joan, que se «mantienen» pese a la incidencia del covid.

En Mutxamel, el alcalde Sebastián Cañadas (PP) ha destacado que «dentro de lo malo, nuestro departamento de salud no esta demasiado mal, según nos ha trasladado Sanidad en la reunión y nos han explicado que los alcaldes tenemos cierto margen para incrementar las medidas que se implantan para frenar la pandemia». Del mismo modo, el munícipe valora positivamente la reunión, ya que «es la primera vez que tenemos un encuentro comarcal con Salud Pública. Es de agradecer y esperamos que tenga continuidad». Y agrega que «hemos trasladado a Sanidad la preocupación de la ciudadanía porque nos dicen que se están dejando de lado en atención primaria todo lo que no tiene que ver con el covid-19, tratamientos, operaciones… y hemos pedido que en la medida de lo posible se trate de evitar o suavizar esto».

Desde Busot, el alcalde, Alejandro Morant (PP), ha criticado que la información que llega a los ayuntamientos va con «retraso». «Te enteras de los contagios antes por los vecinos que por los datos oficiales de Sanidad. Sin datos oficiales, no sé si hay que cerrar los parques o el gimnasio o limitar los eventos públicos», ha añadido Morant, quien ha incidido en que cuanta más información dispongan los municipios más medidas podrán tomar.

Petición de Sanidad

Por su parte, desde Sanidad explican que el director de Salud Pública en Alicante ha comenzado la reunión realizando un análisis general de la situación de la pandemia, destacando que en los Departamentos de Salud Alicante-Hospital General y Alicante-Sant Joan d’Alacant la incidencia acumulada en los últimos 14 días es de alrededor de 200 casos por 100.000 habitantes, “por debajo de la media de la Comunitat, que se sitúa en 411 casos». No obstante, ambos departamentos «están en una clara situación de riesgo, nivel 4, pese a que los valores sean inferiores también a muchas otras regiones de España”, según ha destacado.

Por ello, ha remarcado que se requiere una vigilancia extrema por parte del sistema sanitario, “en colaboración, como no podía ser de otra manera, con las entidades locales, anticipándonos en la toma de decisiones y adoptando medidas restrictivas cuando sea necesario”. Asimismo, el doctor Eduardo Alonso ha explicado que la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública cuenta con unos indicadores objetivos, como la incidencia acumulada de casos de Covid-19, el incremento de diagnósticos, la trazabilidad y la positividad con respecto al total de pruebas, que arrojan una visión general de las diferentes zonas y su evolución histórica. En este sentido, se ha puesto a disposición de los ayuntamientos para resolver sus dudas y ofrecerles asesoramiento, en base a estos indicadores epidemiológicos.

Por su parte, los gerentes de ambos departamentos han querido resaltar los importantes esfuerzos que se están realizando para mantener “el máximo de actividad posible, de modo que se pueda atender los casos Covid y también la actividad cotidiana que atañe al resto de patologías, por supuesto, adaptándose día a día a la situación epidemiológica”. En esta línea, se han referido a la actividad quirúrgica, así como a la introducción de módulos de atención especial en horario de tardes en los centros de Atención Primaria.

(Fuente: Información, https://www.informacion.es/alicante/2020/11/09/barcala-insiste-peticion-sanidad-necesitamos-22690117.html)

Share This